La sonrisa gingival, es aquella en la cual el paciente al sonreir tiende a enseñar una cantidad excesiva de encías. Hoy en día, este inestetisismo se puede tratar con técnicas mínimamente invasivas, con la aplicación de toxina botulínica para corregir el problema. 

 

Son muchas las personas que se han beneficiado  logrando una sonrisa más armónica .

 

      Reserva tu hora