El tratamiento es utilizado sobre todo para combatir la flacidez en cara y cuello. Consiste en la implantación subcutánea de hilos que permiten tirar de la piel caída y reposicionarla en un nivel más alto permitiendo una suerte de lifting sin cirugía, esto a su tambien genera la formación de colágeno lo que lleva a mejorar la textura y apariencia de la piel.

 

      Reserva tu hora