La Bioestimulación es el tratamiento restitutivo más importante, mediante la inyección intradérmica de PRP (plasma rico en plaquetas).

 

Con esta técnica, podemos incrementar la proliferación fibroblástica y bioestimular la piel del paciente. Además, logra restaurar la vitalidad cutánea, aumentando su grosor, recuperando la consistencia elástica, mejorando la afluencia vascular, estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel de rostro y cuello .

 

Este tratamiento, es ambulatorio por lo que no tiene riesgos involucrados. El 95 % de los pacientes se manifiestan satisfechos con las mejoras en el aspecto ,la textura, la tersura, el tacto, el tono, el brillo y la luminosidad de la piel.

 

  

 

 

      Reserva tu hora